Olite monumental

Palacio Real de Olite

Es a Carlos III El Noble de Navarra a quien debemos este espectacular conjunto monumental en Olite. La dinastía Evreux, a la que pertenecía, era reconocida por su gusto por la belleza, por el arte y la cultura. Prueba de ello es que el Palacio Real de Olite, fue reconocido como el palacio más lujoso de Europa en su época de esplendor.

Es en el Palacio Real de Olite donde Carlos Príncipe de Viana, nieto de Carlos III fue educado e instruido por su abuelo, tanto en Literatura, Filosofía, amor por la naturaleza, como en la difícil tarea de regir un reino.

La arquitectura

Algo que llama la atención al visitante nada más llegar es el “huevo”. Es un pozo para el hielo de ocho metros de profundidad donde guardaban el hielo y la nieve, hasta el verano. La paja ejercía el efecto conservante; y de esta forma el hielo era utilizado para conservar alimentos principalmente.

Una de las estancias con más encanto que se conserva es el patio de la morera. Como su nombre indica hay una morera que data de hace más de 300 años, barajándose la posibilidad de que fuera el mismo Carlos III quien la hubiera plantado.

Y una estancia de obligada visita es la Torre de la Atalaya o de La Joyosa Guarda. Desde el exterior del Palacio podréis observar el símbolo por excelencia de Carlos III El Noble y de la Dinastía de los Evreux: el Lazo Eterno. Símbolo importado de la tradición druida, con el que Carlos III protegía su reino y a su familia.

Pero no podemos olvidar la galería de la Reina, de Doña Leonor de Trastámara. El claustrillo que podemos ver era un antiguo jardín colgante, de donde se dice que salieron cinco naranjos como regalo a Luis XII de Francia, uno de los cuales fue plantado por Doña Leonor y que puede que sea el que aún se puede ver en los jardines de Versalles.

De un vistazo

El Palacio Viejo

El Palacio Viejo es el actual Parador de Turismo. Aquí se encuentra su núcleo originario, posiblemente romano, del siglo I d.C.

Pero hay más estancias donde poder disfrutar del encanto del Palacio, como la Torre de los Cuatro Vientos, el Patio de la Pajarera, la Torre del Aljibe, la Torre del Portal de Fenero, la Sala de los Arcos, el Jardín Viejo…

Todas ellas nos transportan a una época de grandeza en la Historia de Navarra.

Silueta Palacio Real de Olite

Mesón el Sol de Olite recomienda

Un alto en el camino para reponer fuerzas degustando productos de la zona preparados de una forma tradicional



Ver la carta

Tapas y raciones

  • Ración de ajoarierro
  • Ración de rabas
  • Croquetas caseras

Raciones

  • Ración de pulpo
  • Pincho de chistorra

Cada plato, tapa y ración cocinada con cariño

El Chef
Tabla de quesos de Idiazábal con nueces

––Las fotografías expuestas pueden no coincidir con la presentación de los platos, raciones y tapas servidas en la barra, mesa o terraza.––

Visitar el Mesón El Sol de Olite

Lazo Eterno del Palacio Real de Olite