Olite monumental

Covento de San Francisco de Olite

Un poco de historia del convento de San Francisco de Olite. El primer documento que constata la presencia de franciscanos en Olite data de un testamento de la Iglesia de San Pedro de 1243. Pero la leyenda recoge que el propio San Francisco de Asís, de paso por Olite en su peregrinaje a Santiago de Compostela, fue quien fundó el convento allá por el 1213.

La Orden fue favorecida por aportaciones de los monarcas navarros, quienes fueron transformando un austero convento, en una obra majestuosa. Teobaldo II apoyó la obra, Doña Juana y Carlos II finalizarían la construcción del convento y serían Carlos III y Doña Blanca a quienes se debe su actual portada y sepulcros góticos.

El convento

La fachada conventual es presidida por el escudo de Carlos III, en su portada gótica. El tímpano acoge un Calvario, del que destaca el realismo del Cristo, el dolor de la Virgen y la belleza del rostro de San Juan.

Silueta Palacio Real de Olite

Mesón el Sol de Olite recomienda

Un alto en el camino para reponer fuerzas degustando productos de la zona preparados de una forma tradicional



Ver la carta

Tapas y raciones

  • Ración de ajoarierro
  • Ración de rabas
  • Croquetas caseras

Raciones

  • Ración de pulpo
  • Pincho de chistorra

Cada plato, tapa y ración cocinada con cariño

El Chef
Tabla de quesos de Idiazábal con nueces

––Las fotografías expuestas pueden no coincidir con la presentación de los platos, raciones y tapas servidas en la barra, mesa o terraza.––

Visitar el Mesón El Sol de Olite

Lazo Eterno del Palacio Real de Olite